lunes, 23 de abril de 2012

Museo Balenciaga

Fran, mi novio, está obsesionado con la pesca. Yo había ido al río a pescar con él alguna vez, pero ultimamente le ha dado por subirse a pescar al mar, en concreto suele subir a la zona de Fuenterrabia y Getaria. Y aprovechando esto, subí con él, no sólo a pescar (de noche), sino para ver el museo dedicado a Balenciaga que hay en Getaria, dónde nació.

Primero tuve que pasar la noche pescando. Era la primera vez que subía y no fue mal. Supongo que será la suerte del principiante, pero la primera vez que cogí la caña pesqué una sepia. Y la noche siguió bien, volvimos con cuatro sepias y un chipirón. 


Al día siguiente, subimos a Getaria para ver el museo (podeis informaros en su página web aquí). Mi pasión por la moda y la ropa viene desde pequeña. Me encantaba jugar con las barbies y combiar la ropa que tenía para ellas, incluso mi madre me hacía muchísimos vestidos. Después de eso, y de pasar por unos años en los que la ignoré bastante, volvi a enamorarme cuando entré en Roma en la exposición que había en el museo del Ara Pacis sobre 45 aniversario de Valentino en la moda. Algún día os lo contaré.

Desde que salí de allí no he dejado de seguir desfiles de todos los diseñadores, de buscar ropa por internet, blogs de moda, y así un largo etcétera. Y teniendo tan cerca de casa el museo de un diseñador como Balenciaga, no podía dejar pasar más tiempo para ir a verlo.

La exposición sigue un orden cronológico. Hay vestidos realmente increibles, con telas impresionantes y unos bordados que te dejan sin palabras.



También hay prendas, que aunque confeccionadas hace casi 50 años, hoy seguirían de moda. Como este abrigo verde de manga francesa. ¡Yo me lo pondría ahora mismo sin ninguna duda!


A él alabaron grandes de la moda, cómo Coco Chanel: "Él es único de nosotros que es un verdadero «couturier»", o Givenchy: "Era un arquitecto con las telas, un vanguardista del diseño", o incluso Christian Dior: "Con los tejidos, nosotros hacemos lo que podemos. Balenciaga hace lo que quiere". Y Balenciaga les dió toda la razón al crear maravillas cómo ésta.


En la zona dedicada a los vestidos de novia, el vestido que realizó para Doña Sonsoles Diez de Rivera y de Icaza, bordado con hilo metálico en dorado, todavía más impresionante cuando lo tienes delante;


Y el vestido de novia que diseñó para la reina Fabiola de Bélgica. Tan distintos uno de otro, y tan perfectos ambos.


Pero sin ninguna duda, el vestido más bonito, más impresionante y para mi gusto, el más perfecto, fue éste, diseñado para la princesa Grace de Mónaco. Un diseño espectacular para una de las mujeres más bellas de la historia.


Y para acabar, os dejo con una foto en la que la frase es perfecta para referirnos a un diseñador cómo Cristobal Balenciaga.


2 comentarios:

  1. Nos alegramos que te gustara el Museo, y te agradecemos que nos ayudes a promocionar la figura y obra de Cristóbal Balenciaga, escribiendo este post.
    Esperamos que vuelvas pronto. Si quieres estar informada de nuestras actividades, puedes seguirnos en https://www.facebook.com/cristobalbalenciagamuseoa y www.twitter.com/@cbmuseoa

    ResponderEliminar
  2. everything looks amazing! xx

    http://www.theprovocativecouture.com/

    ResponderEliminar